Lamarga

Kafka et Milena

In Centauro Paradis Virtus Al on 20 février 2009 at 2:39

01kafka

Kafka

« Por fortuna, la incoherencia del mundo parece ser de índole solamente cuantitativa ».

 

Reflexiones sobre el pecado, el dolor, la esperanza y el verdadero camino (1917-1919)

Los cuervos afirman que un sólo cuervo podría destruir los cielos. Indudablemente, es así, pero el hecho No prueba nada contra los cielos, porque los cielos No significan otra cosa que la imposibilidad de cuervos.

 

Diarios, 6 de agosto de 1914.

« Contemplado desde el punto de vista de la literatura, mi destino parece bastante simple. El deseo de representar mi fantástica vida interior ha desplazado todo lo demás, y además la ha agotado terriblemente, y sigue agotándola. Ninguna otra cosa podrá jamás conformarme ».

 

Fragmentos de cuadernos y hojas sueltas.

« Vi, desde la ventanilla de una pequeña habitación que surgía en medio del bote, una mano que surgía para saludarme y el fuerte rostro de una mujer, enmarcado por un pañuelo de puntilla Negro, que se asomaba para mirar. « ¿Mamá? », y sonreí. « Si quieres dijo ella. « Tú eres mucho más joven que papá », observé. « Sí », dijo ella, « mucho más joven: él podría ser mi abuelo y tú mi marido. » « Sabes », dije, « es impresionante navegar de noche, sólos en un bote, y descubrir de repente que hay una mujer a bordo. »

 

Carta Al Padre

« Te lo ruego, papá, comprende lo que te digo, todos estos detalles No habrían tenido importancia por sí solos. Me deprimían únicamente por el hecho de que tú, el hombre que tan enormemente ha influido en mi vida, sin embargo, No observaba los mandamientos que imponía. Por ello subdividí el mundo en tres partes: una, en la cual vivía yo, el esclavo, bajo leyes que sólo hablan sido inventadas para mi y a las que yo, por otra parte —sin saber por qué— nunca más podía cumplir en forma satisfactoria: luego un segundo mundo, infinitamente lejos del mío, en el cual vivías tú, ocupado en gobernar, emitir las órdenes y disgustarte a causa de su incumplimiento; finalmente un tercer mundo, en el cual vivía el resto de la gente, feliz y sin órdenes ni obediencia ».

« Desde muy temprano tú me prohibías la palabra. Te recuerdo siempre amenazante « ¡Ni una palabra de réplica! » y levantando la mano Al mismo tiempo. Cuando se trata de tus asuntos, tú eres un excelente orador y yo adquirí en tu presencia un modo de hablar entrecortado, tartamudeante, y aun eso era demasiado para it: finalmente me quedé callado, primero acaso por terquedad y más adelante, debido a que en tu presencia No podía ni pensar ni hablar ».

« Tú me decías: « Ni una palabra más » y con ello querías acallar en mí las fuerzas contrarias que te eran desagradables. Pero tal influjo era demasiado fuerte para mí, yo era demasiado obediente y enmudecí del todo, me oculté de it y sólo osaba moverme cuando estabas tan lejos que tu poder, cuando menos directamente, ya No me alcanzaba ».

« Entre nosotros No hubo realmente ninguna lucha; yo de inmediato estuve liquidado; lo que quedó era huida, amargura, tristeza, lucha interna ».

 

« La grande facilité d’écrire des lettres doit avoir introduit dans le monde — du point de vue purement théorique — un terrible désordre des âmes : c’est un commerce avec des fantômes, non seulement avec celui du destinataire, mais encore avec le sien propre ». Franz Kafka

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :