Lamarga

La poeta Fuentesanta Gonzalez, desde Mexico

In Centauro Paradis Virtus Al on 21 février 2009 at 2:14

01fuentesantaLaMar ga ga…  así quedé! qué trazos al lienzo y al papel!

esa es Margarita! ¡Gracias por esto! Gracias por tu empuje que tanto necesito,

creo que en los recientes años he picado piedra – demasiada – a donde no había

un solo sílice.

Me vi, en ésta pintura y poema tuyo, yo me vi completa,… la niña, la adolescente,

la jovencita, la mujer que soy, todas en mi entera,… esa niña soy yo en una isla tan

real que el mar calcina adentro de mi ser como refresca también cuando alivio

mi gran amor por la vida.

Había recibido tu invitación, la vi, la reenvié a diversos contactos, incluídos grupos literarios

en los que ya no ando creyendo mucho, y ¿sabes? no vi para mi misma, tuve unos años

de pescas malas, o non gratas, en todos los sentidos, pero parecen no poseer fin entre

más puntos finales coloco, más hay un gran y maravilloso sentido a todo lo que uno cree

y resulta contrario al mismo edén que uno se inventó, es otro, es real, es ese del que hablas:

unos cuantos, como si dedos de

mi mano izquierda con que recibo del Cielo, tú entre ellos indicándome breve como ráfaga

que bien sacude, suave pero firme,… dedo índice que señala un nuevo camino, cuando de

verdad, mi bienamada Marga, en un hoy extensivo, casi eterno para el alma magullada,

hoy Margarita mía, por más que deshojo, no he visto el paraíso.

Quizá,… sólo quizá, he andado algo más que distraída, porque se asoma desde mi mirada,

vacía, llena, calma, a tu luz misma que en sí es asomo de dos notas mirando ese mismo

paraíso ya creado desde ellas mismas. El exterior, nos agrieta sí, pero unido al interno

la Creación comulga una misma gran obra con su amor por la vida;… y es entonces que

cambio, viro y te digo:

Hoy Marga, yo he visto el paraíso en tu fe a ésta lejana sombra que te hará eco, hermana,

y versaré como es debido a tu querencia por mí, con mi querencia por tí, porque ambas

amamos antes de ser, amamos.

Te abrazo, te beso y te halago con mi gratitud in crescendo a tu propia mano.

Fuensanta

– Fuen –

 

Para quienes exaltan  el buen  tiempo,

estoy en la oscuridad.

Para quienes avistan mi silueta

allá,

soy el vacío, la  ausente.

 

¿Pueden los poderosos

amansar lo innombrable

sin matar?

 

¿Puede mi isla navegar

laberintos, ecos,

rumores, agonías

de esos que partieron?

 

¿Puede mi isla aliviar

los mendigos del alba ?

084

La isla habita espíritus.

 

La niña no tiene rostro

 

pero es rosada.

 

Su pelo rojo

 

carne y tela

 

es solitario.

 

 

La niña, la isla y el pelo

 

conocen la quietud que embarga

 

a un ojo en la niebla

y nos envia un poema….

Inviernos

 

Tengo noches de sol

en inviernos perdidos,

insomnios que hacen lunas

de las nubes de los días

de hoy;

hoy, cuando lejos he dejado

el sueño aquél tan prendido

al paraíso de mi corazón.

Edén que soñé despertar

algún día como el de hoy,

como nace cualquier día gris

sobre la almohada vencida.

Y me he de rendir,

me he de,…

si no veo, como hoy,

ese, o un asomo de otro paraíso.

 

Se me quedará la isla

de las quimeras torcidas

más vacía que cuando

me nació isla propia

sobre el valle infértil

de las promesas

en las esperanzas de mentiras.

 

Dispuestas heridas que vagan

contra el crisol dorado,

fabrican girasoles de los recuerdos

como de los veranos hendidos

bordeando las avenidas;

girasoles tristes

alegrándose de ser

lo que sean, aquí y ahora

sin pasado que redimir

ni futuro a donde renacer

la promesa querida.

 

Margarita,…

¡ay! ¡mi margarita!

te he deshojado

en los últimos años

como no hojeé la maravilla.

 

Me he deshojado las ojeras malditas,

los libros de antaño en las horas,

las notas meciéndose en las fotografías,

los adornos de casa, y la casa misma;

las últimas huellas de nadie,

. . . olvidos de mi sangre

retenidos en mis pupilas.

 

Y ¿sabes?

conozco el mar,…

me marea adentro,

es tan espectacular

tan bello como la aurora del amor

pero también

es menos grande y menos hondo
que el pesar
,…

como apuntó el poeta bendito.

Pero maldigo que si he visto,

hoy, no he visto el paraíso

se quebró otro niño, hijo de nadie,

es decir, mi hijo,…

le rompieron allende mi buró

tan cerca de mi alma.

 

¿Retoñará

por ese deshoje algún día

como podría ser hoy

el paraíso?

 

Sigo deshojándome

letra a sentimiento

palabras y restos

mientras me sea la vida.

  1. Hola!

    He encontrado esta página por casualidad, la imagen me ha gustado tanto que la he cogido, he puesto en mi blog el origen.
    Permíteme decirte que si es tuya, te felicito, es muy, muy hermosa.
    Si te molesta que la haya utilizado, por favor, dimelo y la quito de mi blog en cuanto me lo digas.
    La puedes ver en mi blog , el último post.
    Un saludo

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :