Lamarga

Software Code margarita

In Cuadernomar on 7 mai 2009 at 12:53

monticulo-de-sal1

Yo no sé nada, cada día los ojos se me ponen más redondos, van cristalizando lo que he visto, lo que nunca me ha pertenecido. Nada tiene valor de espejismo, todo se condensa en sal marina, semillas de espanto y él.

Cada letra me cuesta el tallado. No estoy tecleando, es buril desesperado. Tapar, golpear, machacar, cincel a la mano. Las A merecen un espacio entre esas piernas largas que terminan en cima. Paso de la Verdana, Calibri, a Courrier… letra a letra el abecedario.

Ni siquiera existe una letra para ti, una letra que todos desconocen y yo presento, “miren como es, como puedo enseñarles quien es” y todos agreguen en su pc ese “software” complejísimo que regala margarita. Lo instalan y cuando ven la pantalla, le ven a él, se quedan fascinadas, es un muchacho y a la vez toda la existencia de una mujer, en un azul violento, a veces cielo, pero azul hasta el sexo.

salines2
Tendría que inventar parches protectores, antivirus, condones cibernéticos, pues quiero que cada una de las lectoras se acueste con él, si , con mi amado, no quiero que nada tan extraordinario, y que me está matando, me pertenezca a mi sola.
Al abrir el grifo, bajo la lluvia, al pisar la calle, al abrir la puerta, al recostarse, la química del orgasmo le haga susurrar: “ven”.

escorzo

El , a quien nunca mas veré, que nunca lee mis blogs, ni le interesa lo que pinto, se detendrá un día frente a un panel direccional en Madrid y se dirá, “que extraño ese carácter, me recuerda mi hueco en la cabeza, el puente de mi pie, mi espalda interminable, mientras una tempestad de luz abre sus poros, se adentra en cada célula, destupiendo venillas, blocajes , recovecos, traumas, destruyendo orgullos, catibias inmensas y sin darse cuenta levanta la mano, la izquierda debe ser , y un haz de energía envuelve a los transeúntes.

Aquí se detendría la multitud, la voz ha corrido: hay un codelamarga, un software , una letra que da poderes al Hombre … es mejor que las finas drogas, las yerbas milagrosas…
saline3

El muchacho de la mejilla herida ha comprendido lo que esta mujer siente cuando le mira; y yo detrás de las pestañas, los ojos redondos, que no le veran jamás, quedo en un montículo de sal, sin pan que alimente, cuando cada hora sobra.

andando

Publicités
  1. Es el más sentido de todos tus escritos.
    Hermoso!
    Mi pareja actal, con la que ando en crisis y medio, fue la mujer de Carlos Pizarro León Gómez, casi que llega a presidente de la República si los hp del Gobierno no le meten un tiro en la cabeza… dentro de 1 avión, y custodiado por 10 « guarda espaldas » !… y esa parte de las amantes de él, aun muerto, esa necesidad tuya de que te lea tu muerto amado el blogg, me toca, me parece auténtico. Es muy lindo. Muy lindo Marga, te felicito!

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :