Lamarga

buscando norte

In Cuadernomar on 13 août 2009 at 12:07

estrella

lundi 10 août 2009

buscando norte


Dicen que cuando aparece en el juego puedes cerrarlo, toda promesa y deseo será cumplido, solo puede augurar el bien, haber llegado…a uno de los múltiples viajes que te reserva el camino, como si los nortes fueran los nortes y los amigos de viaje, te dijeran, he decidido continuar contigo o me quedo aquí.
Quizás he leído y releído en demasía a Constantino Cavafis
POEMAS CANÓNICOS (1895-1915)

LA CIUDAD
Dijiste: « Iré a otra ciudad, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de hallarse mejor que ésta.
Todo esfuerzo mío es una condena escrita;
y está mi corazón – como un cadáver – sepultado.
Mi espíritu hasta cuándo permanecerá en este marasmo.
Donde mis ojos vuelva, donde quiera que mire
oscuras ruinas de mi vida veo aquí,
donde tantos años pasé y destruí y perdí ».
Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás
por las mismas calles. Y en los mismos barrios te harás viejo
y en estas mismas casas encanecerás.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otro lugar -no esperes-
no hay barco para ti, no hay camino.
Así como tu vida la arruinaste aquí
en este rincón pequeño, en toda tierra la destruiste.

Todo lo que he amado he perdido, de una forma u otra desparece. Así es el exilio, la muerte, y otros canallas que no saben qué hacer con la bondad genética y bien guajira con que me hicieron. Hasta temo, si toco lápiz o papel se me va en crear y ellos tan lejanos deben andar preocupados de cómo me pierdo.

He renunciado, ya no cuento las veces, pero estar de correntina observadora o acompañadora me convierte en estorbo. Me he ido a Groenlandia por unos quince años y he regresado, de poco vale escapar de maldiciones cuando en ellas está el norte, y no el geográfico, ese que dentro se impone. Me han mal interpretado y me han herido; me han mucho amado o poco y siempre perdono, con ese sentimiento que no he llegado, o he descendido a la estación maloliente de los Hombres, donde maldad, envidia, castigo, y penalidad hacen la ley.

Nada quiero de eso. Sé que puedo voltear hojas con el pensamiento, pero no aplacar las voces que me atormentan cuando sola hablo a los que han partido, o han quedado atrás. Sé, menos de lo que quisiera que “hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir. (Honoré de Balzac) y estoy por afirmar que todo talento viene con una dosis inmensa de renunciamiento.

Mañana puedo contradecirme. Una vez, solo una vez quité trabajo, casa y andares creativos, por el deber poético de seguir a un jovenzuelo que decía lo que en pensamientos deseaba oír de la boca de un hombre. Lo haría también por mi hija. He encontrado personas tan lindas que recogen mis destrozos y tantos en guerra y malos ojos que hasta cuando alguien me escribe unas líneas, temo que le arribe sentencia.
Estoy a punto de regresar al polo norte, no me han convencido estos andares. Blog y entrepiernas al descubierto rozo la inmoralidad de lo no deseado. Pero, como a cualquier vicio, hay que desprenderlo despacio, diciendo a los que existen que les quiere.

Anoche tuvo un Norte, de esos que anuncian charla de tardecita entre mujeres que ven el mundo, tejiendo paños de lana que abriguen el continente el próximo invierno. Me he emocionado; no hace mucho fue Ignacio T. Granados quien me hizo una página; hoy es Carmen Rivero, cuanto puso en cada letra salta. Es precioso, no sé si es porque vive en Canarias y los aires marinos le dan la capacidad de ver, y no de reojillo, bien de frente lo que hago.

Hay que saber, que para mí que solo tengo una poética existencia, dio en el grano de todo lo que vendrá, y espero, conforten estas palabras donde anuncio que no pintaré mas, o si lo hago y haré pero sin exponer o andar batallando para que tal critico o dueño de pedestal anuncie que trabajo. No lo haré, porque el único norte que he perseguido, “ridícula, kitsch y desordenada”, -esto es para hacerles hablar-, es apropiarme de cualquier iceberg y pintar con los dedos el corazón de amigos y de quienes me son tan cercanos como matriz, vagina, exilio.

Muy agradecida a Carmen Rivero por ayudarme a ver y abrazarme y sobre todo entender, en este juego donde hay tanta tempestad y desamparo, que estoy dejándoles tiritas de mi piel.

Guapa, miles de gracias, eso sí es un homenaje, a ti que se te da tan bien eso de escribir y sentir.

En la trastienda les dejo a Cavafis, es el mejor escondite en caso de pudor.

domingo 9 de agosto de 2009

Margarita García Alonso

Margarita García Alonso, para mi Marga. No la conozco personalmente, solamente por sus blogs, pero ya me gustaría sentarme toda una tarde a charlar con ella aunque fuera en francés para así ampliar mi precario A1 de la Alianza Francesa.
Marga para mi es una artista en el más amplio sentido de la palabra, porque no solo pinta sino que escribe. Escribe con el alma con el corazón y te deleita, te hace cuestionar cosas, te hace llorar, te hace reír….
No conozco mucho de su trayectoria, solamente lo que ella misma ha contado en su casa, para mi es suficiente. Como ya he dicho una infinidad de veces, no soy crítica de arte, ni de literatura, ni de música ni de nada, pero cuando algo me gusta me transmite cosas me lo traigo a casa. Si observan en el lateral derecho de este blog verán uno de sus cuadros y algunas otras referencias a Marga, también conocida como Chiquita Mala, vuelvo y repito para mi es Marga.
A mi no se me da muy bien eso de escribir, pero aún así sepan que lo que aquí les cuento es muy sincero.
No se pierdan su trabajo, vale la pena.

Aquí una pequeña muestra que ella llama “Mis pinturillas en Youtube”

http://riverocolina.blogspot.com/2009/08/margarita-garcia-alonso.html

amor


Dimarga Code

Oren Lavie – Her morning elegance

FILOHELENO
Cuida que el grabado se haga artísticamente.
Expresión grave y majestuosa.
La diadema mejor más bien estrecha;
aquellas anchas de los Partos no me gustan.
La inscripción, como de costumbre, en griego:
no exagerada, no pomposa
-que no lo malinterprete el cónsul
que siempre rebusca para denunciar a Roma-
que sea empero ciertamente honrosa.
Algo muy escogido en la otra cara:
algún hermoso discóbolo adolescente.
Sobre todo te recomiendo preocuparte
Sithaspe, por Dios, no olvidarse
después de Rey y Salvador,
que se grabe con letras elegantes, Filoheleno.
Y ahora no me vengas con agudezas,
que « ¿Dónde están los helenos? » y « ¿Dónde la lengua griega
aquí detrás del Zagro, más acá del Fraata? »
Puesto que tantos y tantos más bárbaros que nosotros
lo escriben, lo escribiremos también nosotros.
Y por último no te olvides que a veces
nos llegan sofistas desde Siria,
y versificadores, y otros que se ocupan de necedades.
De modo que no tenemos tan poca cultura helénica, creo yo

LO RIESGOSO
Dijo Mirtias (un estudiante sirio
de Alejandría: bajo el reinado
de augusto Constante y augusto Constancio,
gentil en parte, y en parte cristianizado):
« Fortalecido con meditación y estudio,
yo no temeré a mis pasiones como un cobarde.
Mi cuerpo a los placeres entregaré,
a las delectaciones soñadas,
a los más atrevidos deseos amorosos,
a los lúbricos impulsos de mi sangre, sin
ningún temor, porque cuando quiera –
y tenga decisión, fortalecido
como estaré con meditación y estudio –
en los momentos críticos he de reencontrar
mi espíritu, igual que otrora, ascético ».

MAR DE LA MAÑANA
Aquí que me detenga. Que también yo contemple un poco la
naturaleza.
Azul esplendoroso de un mar de la mañana
y de un cielo sin nubes, y una ribera amarilla: todo
hermosamente y con plenitud iluminado.
Aquí que me detenga. Y que me engañe como que veo esto
(lo vi en verdad un instante cuando recién me detuve);
y no también aquí mis fantasías,
mis recuerdos, las visiones de la voluptuosidad.

ÍTACA
Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta nunca hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
y al feroz Poseidón no encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue delante de ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y perfumes voluptuosos de toda clase,
cuanto más abundantes puedas perfumes voluptuosos;
anda a muchas ciudades Egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con experiencia tanta,
ya habrás comprendido las Ítacas qué es lo que significan.


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :