Lamarga

El perro en retiro.

In gra-sofismos, Mis libros on 8 mai 2011 at 12:38

El perro en retiro.

Siglos de siglos que el bosque entierra

el pie y se somete al pájaro.

La reja rodeando al árbol para que sea

feria de ciudad, entrecejo embrutecido

disparate de brisa que eleva del parpado

la hoja sensata que roza y marca

como un cuchillo de alabastro la ausencia

de banco y pecho donde amar.

Están muertos los bosques más allá de las rejas

entre parados, accidentados transeúntes

que desgranan el verde junquillo para ligarse

el cigarrillo que somete a la pena.

Un remanso de sombras y seres anquilosados

por la humedad, la savia prematura, la reproducción ingenua

uno más en la alcantarilla donde abundan residuos

de la pasmosa barbarie que aún lloro,

y eso que vino conmigo Manuela Malasaña,

y me corta los pelos en tres, y me zurce al antojo.

Vengo de caminar Madrid,  agradecida

frente a mi árbol en El Retiro abandono

el ciclo, el fin de cuentas,

el atroz bosque de encierros

que acecha.

Te digo, no soy la misma, la vejez se tumba

bajo la lluvia  el parque, el árbol son míos,

a la gente se la tragó la tierra.

Duro ha de ser el aguacero para lavarme deudas

cuando añejo entre retoños que ignoran

la remota Asia o este dolor que me parte el vientre

y puede ser una raíz partida

el accidente de la corteza

la mutilación del jardinero

que me taló la campanilla

dejándome madera hueca.

No estoy presta a quitar las malas hierbas

ahora las siembro en la terraza

y cuelgan en los ojos de la vecina

que se arruina en primosos pensamientos morados

al menos,  si abro el techo

caerá la gotera en mi sexo

mejor que cuando se seca el arbustillo

que te parió malnacido pedúnculo

que ha mamado de mi seno.

Como la entrepierna mojada el bosque

ofrece menos resistencia a cuatro

hombres de hacha que embellecen

la simetría en el punto fatal donde crece el ala.

Alguna bala perdida atravezó el tronco,

lo hubiese amputado con brutalidad de reina,

pero el vegetal ha creado cuerpo y la resguarda

de esa herida respira su interior.

Estuve sedentaria tratando de perderme

en el lindero de los sauces

dormí en el borde de El Prado

pensando en la blanquisima mano de la virgen,

en el trazo que me devolviera la sonrisa

sin pasar por el temido dentista que saca, golpea,

hunde el cráneo para dejar prueba de felicidad.

Desde el instante en que escuché el rayo

supe que mataría al verde

alguna gloria hay en caer fulminado

en  atraer el fuego a la copa y abandonarme,

para mostrar su muerte al publico entusiasmado de

cada suceso inútil, fortuito, rápido olvidado.

El poeta febril, el perfecto desconocido

no podrá usarlo de estantería

-Lo que uno es, lo que uno tiene,

lo que representa, Schopenhauer-

es el fracaso, ningún pedazo sirve,

ni porta palabra amestrada,

cuando se detiene el cauce.

Es cuestión de estiércol, de liberación lenta,

varios meses de sopor hasta el desprendimiento

del hueso la vanidad que corretea

cuando creen vender instrucciones para el mundo,

partes meteorológicos para barcos

que desean hundir la carga,  partir ligeros,  ser flotilla de olas

y sangrar en la costa donde es posible llegar

sorteando el arrecife,  la vigilia amorosa de las rocas

y ganar la batalla del vertigo.

La tala dura poco.

El dolor del cedro da paso a la luz

sobre la cabeza del hombre que

me observa en espectadora ausente

pues sé de agonías, y modero el derrumbe

con una dosis de tristeza y fatalidad

bajo gritos de espanto masticados

con gravedad, como si fueran piedras.

Me rompo y parto en dos con la misma facilidad

de la rama sostenida,  en un segundo golpea 

 a la tonta de turno.

El arbol peca de tolerancia,

cansado de furias ha vencido,

se autoriza el suicidio.

Abominamos la modificación de la rutina

y estoy frente a este envidioso,

donde fui llevé el encierro

y mi cabeza cantaba al árbol de El Retiro.

Pero yo moriré bajo drogas

que no silencian su rumor de árbol,

espantada de partir,

en la constancia del ausente.

Siempre anduve mal plazada en los gustos,

donde no podia entrar, el traje, el collar, el yate, la piscina

comiendo pan de ayer y sudando el techo

pero conservo nítidamente los días bajo su fronda

el peor de ellos abrazada a su tronco

cuando él partió y supe de amor

recorrida incesantemente por  hormigas

que desde la rojiza tierra y su manto de helechos

me acariciaban el cráneo, o quizás dejaban textos

que por ignorante no puedo traducir.

Hagamos con los Hombres como si estuviesen

en un partido de fútbol,

caigamos en el buscado azafrán de España,

el azafrán silvestre que se ha perdido

donde se esconde el perro e imagino

que se ha puesto muy verde,

verdísima la plaza.

Del libro inédito TRATADO DE LA HERBORISTA

Agradecida a  mIS arboles de  madrid

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Publicités
  1. El árbol Estuve sin moverme, y fuí un árbol en el bosque,
    Y supe la verdad de las cosas nunca vistas,
    De Dafne y del laurel y de la antigua
    Pareja que a los dioses celebraba
    Unida, encina-roble, en medio de la campiña.
    Sólo cuando los dioses fueron propiciamente
    Llamados y atraídos al fuego de su pecho
    Pudo obrarse el milagro.
    Pues que fuí un árbol del bosque
    Y muchas cosas comprendí
    Que antes me parecieron inauditas.
    Ezra Pound.

  2. A una niña

    El árbol se ha metido en mis manos,
    la savia ha subido a mis brazos,
    el árbol ha crecido en mi pecho
    hacia abajo.
    Las ramas me brotan como brazos.
    Arbol eres,16 musgo eres,
    eres violetas con viento sobre ellas,
    una niña -¡tan alta!- tú eres;
    y todo esto es locura para el mundo.

    Ezra Pound.

  3. Cantar XIV

    Llegué a un lugar a todas luces mudo…
    (lo venni in luogo d’ogi luce muto)
    Huele a carbón mojado: políticos … E, y … N, que se ata las muñecas a las
    piernas,
    Con el culo al aire,
    Con máscaras pintadas en la grupa,
    y ojo avizor sobre fondillo plano,
    Con un colgante matorral por barba,
    Hablando a multitudes con su ano,
    Hablando a multitudes en el fango,
    son cresas y babosas, acuáticos gusanos,
    y con ellos …R,
    escrupulosamente limpia servilleta
    Colgada debajo de su pene,
    y también …M
    Al cual no le gusta hablar coloquialmente, Emperifollados pero sucios, con cuellos
    rodeando sus piernas,
    La piel peluda y, llena de espinillas
    saliéndose del cuello,
    Aprovechados bebiendo sangre endulzada con mierda, Y tras ellos …F, el que da a los financieros latigazos de hierro.
    los traidores del idioma,
    … N con la banda de la prensa,
    Todos aquellos que mienten por provecho,
    pervertidos, pervertidores del lenguaje
    y aquellos pervertidos que anteponen el dinero
    A los placeres de la carne. … chillidos, como de gallinas en una imprenta, el traqueteo de las prensas, Volar de polvo seco y de papel rasgado,
    hedor, sudor, peste a naranja vieja,
    bosta, último pozo negro de todo el Universo,
    un misterioso ácido de, azufre,
    los pusilánimes gruñendo,
    lanzando joyas en el fango,
    y aullando al encontrarlas impolutas,
    sádicas madres obligan a sus hijas a follar con viejos,
    puercas comiéndose su vientre,
    y aquí una placa indica: Imagen de la tierra
    y allí: Cambio de personal.
    Derritiéndose como cera sucia,
    velas podridas, culos en poltrona,
    caras hundidas en jamones,
    y en el fangal debajo de ellas,
    todo al revés: van planta contra planta
    y palma contra palma, los agentes provocadores,
    los asesinos de patriotas,
    y … H, el gran torturador,
    y los fanáticos: Calvino y San Clemente,
    represores, usureros del espíritu, escarabajos negros
    enterrándose en su propia mierda,
    La tierra decrepita y el limo mordido,
    erosión y límites perdidos.
    Por encima del hedor del infierno
    el gran agujero del culo,
    reventado de almorranas,
    estalactitas pendientes,
    grasientas como el aire sobre Westminster,
    los invisibles, numerosos ingleses,
    en un lugar carente de interés,
    última escualidez, decrepitud completa,

    2 7 los cruzados del vicio, cagándose en la seda,
    mientras tiemblan los símbolos cristianos,
    fregando con un pito de lata de a penique,
    Las moscas trayendo novedades, harpías contagiando mierda.
    El fangal de no amables mentirosos,
    atascadero de estupideces,
    malévolas estupideces, y más estupideces,
    el suelo de pus viva, lleno de gusanos,
    cresas muertas engendrando cresas vivas,
    dueños de los suburbios,
    usureros que exprimen ladillas, alcahuetes del estado,
    pets-de-loup, sentados sobre pilas de libros de piedra,
    oscureciendo los textos con la filología,
    ocultándolos tras sus personas,
    el aire sin refugio del silencio,
    guarida de piojos, en dentición,
    y sobre todo la falsa oratoria,
    eructos por el culo de predicadores.
    Y Envidia, el corruptio, foetor, fungus,
    animales líquidos, osificaciones derretidas,
    lenta podredumbre, fétida combustión,
    colillas de cigarros masticadas, sin dignidad, sin drama,
    … M Episcopus, tiembla un condón lleno de escarabajos negros,
    monopolizadores, obstructores del conocimiento,
    obstructores de la distribución
    E.P

  4. Los demás
    ¡Oh minoría indefensa de mi patria, oh restos esclavizados! Artistas que os habéis roto contra ella, descarriados, perdidos en los pueblos, objetos de recelo, de maledicencias, amantes de la belleza, famélicos,
    frustrados por los sistemas,
    indefensos contra el control;
    vosotros que no podéis rendir al máximo
    por seguir buscando el éxito,
    vosotros que sólo podéis hablar,
    que no encontráis el coraje para reafirmaros;
    vosotros cuya sensibilidad más fina,
    se rompe contra el falso conocimiento,
    vosotros que tenéis sabiduría de primera mano,
    los odiados, los encerrados, en quienes nadie confía, daos cuenta:
    ya he capeado la tormenta,
    he vencido mi exilio.EP

  5. bien, muy bien a dos niveles poEticos. fantasmagOrico e inquietante. cuando corre el slide show se disfruta mAs.

  6. ese perro no ladra pero muerde, muy bueno

  7. yo que no dormi anoche me puse a mirarlo y se multiplico el efecto

  8. Te entiendo, y el perro corriendo y mordiendo por todos lados!!!
    Es verdad Rosie, que con el slide show, si adquiere lo que buscaba…no me atrevi con el video porque los formatos son rectangulares y me distorcionaba mucho la imagen alta.
    Gracias mis niños, por la paciencia y el querer.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :