Lamarga

tijera.

In La costurera de Malasaña on 9 mai 2011 at 1:40

Consejos históricos para deshacerse del enemigo muerto.

Aunque puse frenillos de viento

y a la lejana Madrid en santuario

puedo matarte dos y hasta siete veces,

cuando gravitas opalinas de odio.

Escucha,

el cráneo en copa se echaba a los perros,

previo corte del prepucio si no estaba circunciso.

David dio el cuerpo de Goliath a las aves del cielo,

a los animales de la tierra les dejo el pie izquierdo.

Napoleón vegetó el destierro,

más frío que la madrugada

se hizo a la idea de no haber existido.

Desenterraron a Oliver Cromwell

para una ejecución póstuma,

el cadáver fue desmembrado

y la cabeza empalada emerge del Támesis

con la crecida, cada otoño.

En Omdurman, Lord Kitchener bombardeó la tumba

del mesiánico Mahdi, y se hizo un tintero con su cráneo.

Dicen que Aníbal yace en Turquía.

Vercingetorix , Arminio

y Cleopatra no tienen piedra conocida.

Los espectros de Nurenberg fueron esparcidos

en el río Issar los judíos arrojaron a Eichmann en polvillo.

Rudolf Hess bajó a la raíz en secreto.

Hitler fue exhumado un sinfín de ocasiones

carbonizado, triturado junto a Eva Braun.

Goebbels y su mujer han desaparecido

en las aguas del Elba.

Matar al muerto, deshacerse de él,

exhibir la presa, ensañarse con los restos,

como hizo Ibn Rustum a los vikingos que asaltaron Sevilla:

conservar las cabezas como testimonio y ejemplo,

enviarlas a Bagdad preservadas en miel.

Los hombres de Lavalle cabalgaron, de Jujuy

a Huacalera con el general putrefacto,

para evitar esplendor en los ojos de Oribe:

al final le descarnaron y tallaron amuletos de huesos.

Bin Laden sin la Meca en boca del pez

sobrevolando las montañas tribales de Pakistán,

camino de Afganistán hasta el Mar de Arabia,

contaminando coralillos y peces raros,

de un exotismo indiferente a la sandalia del desierto.

El honor, el crimen, la justica, la venganza,

la muerte en la hoja de papel

para que aprendamos que nada nos salva

de la barbarie, menos el olvido:

un día volverá el enemigo y tú

te quejas

como una pajarita dolorosa

cuando te menciono.

Consejos históricos para deshacerse del enemigo muerto

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :