Lamarga

Ojales de-sastre.

In Cuadernomar, gra-sofismos on 22 juillet 2011 at 9:02


Para hilvanar el pensamiento en público, antes se solía pensar, ahora existen las redes sociales: Facebook sin costura, los blogs que desgarran la tela donde merecía un buen corte, Twitter con alfileres zigzagueando el tejido; los espacios de opinión, cual basureros arcaicos de pasión, carencias, y traumas sin reciclar. Copia, pega, repite, exalta, hunde, deshilacha.

Estremece la maraña de hilos, la desesperación del botón que desconoce el ojal.

Abandono el fingimiento, la excusa , la escaramuza del « I like -j ‘aime- me gusta » que cosen y cocen un traje sin medida, la caja de pino, o el travesaño de la escalera que va al sótano ( _lo dice el refrán, hilo perdido, igual a ceguera, a tiempo que va detrás de oscuras golondrinas.)

La comunicación ha sido carcomida por la baba del caracol que ha establecido casa en « lo virtual ». En el suelo quedan tiritas, agujas que han saltado, espejuelos que ya no sirven para ensartar, y la gritería de mil desconocidos followers, o amigos, llámese al fenómeno « la estadística del karma ambiental ».

Sobre el paño de la mesa queda el dedal, me lo voy a poner para rascarme la mejilla, porque ya no sé donde buscar a quién puedo murmurar cómo realmente suda o seca la vida, la de verdad.

Hincan las pocas tijeras de aquel pensamiento que solía pulirse por respeto al cercano. El presuroso desprendimiento de la respuesta, abandona la caja del correo electrónico. Sin miramientos, infligirá una herida en quien sostenía la última esquina de “tu, mi, nuestra” humanidad. Con fatalidad, recorrerá las proclamas, el vicio de los spam.

Dentro de veinte y cinco años desaparecerá el libro epistolar y la trama del anónimo, o no invitado , que modela su poca fibra con cuatro puntadas de odio, se comerá lo que pudo ser testimonio de época.

Ya no te quiero, no te quiero más, rápido, unfollower a jamás.

Por eso me dedico a la jardinería y a la costura, estoy tallando lapices y sorpresivamente germinan, se agranda mi vocabulario, se extienden los trazos del pincel y pronto termino, en medio del pecho, perfecto e imponente, mi ojal de sastre.      

  

Ce diaporama nécessite JavaScript.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :