Lamarga

no se entero.

In Cuadernomar on 18 juin 2009 at 3:51

madriz

lundi 15 juin 2009

no se entero.

Dos veces, solo dos veces en mi vida. La primera fue en el Vedado. Pensaba en C. y rompía, literalmente traspasaba las paredes de los edificios. Todas las tardes hacia el ejercicio, sentada en la azotea contaba la fuerza de ese querer por los muros que desaparecían. Cada ladrillo que caía y yo del otro lado todavía deseando pasar otra pared. Lo más lejos que pude llegar fue de la esquina de O y 27 hasta el capitolio.

Luego fue el exilio, una época de ruinas, frio y mudez; hasta que hallé a A. y el fenómeno volvió a apoderarse de mi pecho. Pecho y cabeza al unísono, pero esta vez no trasgredía casas ajenas.

Me dio por fundar una ciudad, hice parques, bancos, cafés, fuentes, palacios… a la entrada de los edificios puse quicios donde podía sentarme y ocuparme de los detalles: que los arboles tuvieran las hojas limpias, las motos aparcadas en la esquina incitaran al viaje, el pan estuviera caliente , en los charcos se reflejaran escenas multicolores y por la pequeña ventanita del baño ondulara la ropa que se secaba al sol.

Baldeé cada adoquín, gasté pinceles en el afán de que todo estuviera a su justo color… la habité de paseantes vestidos a la usanza de todos los lugares del mundo; no olvidé la música suave, y provocadora como fondo…siempre una melodía desde un balcón, o una planta, una enredadera de preferencia.

Cada día extendí el dominio, siempre preguntándome, ¿llegué al final del querer? “No”, me respondía y acto seguido como una hormiguita sembraba jardines, ajustaba pasamanos, luces, esculturas, y nuevas fuentes.

Todo pulí y puse en plaza…y me extendí en poblados, moví tierras, bauticé montañas; horadé el subsuelo, abrí metros y bocas de metros para no tardar en regresar a casa y saber que sus pies arqueados sobresalían de la colcha azul.
Me esmeré. Inauguraré un aeropuerto, y una estación de trenes con palmeras en su interior, donde hallarle cada amanecer de regresos.

Ahí está la ciudad que hice, llamada Madriz, para que él la recorra sin saber.
Olvidé decirles que fuera de ella el planeta es de una oscuridad que espanta.

Bruce Branit ha creado el corto World Builder, que les ilustra mi hacer.


http://codelamarga.blogspot.com/


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :